Reserva ahora
Seleccionar
  • Authentic Gracia
  • Sagrada Familia
Reservar
Destino
2/0
Reservar

Cómo ubicarse en Barcelona

Ocio Ocio 30/08/2023
None

Barcelona es una ciudad cosmopolita y uno de los primeros destinos turísticos del mundo, pero a diferencia de grandes ciudades como Nueva York, México D.F. o Buenos Aires, su superficie de algo más de 100 km2 se puede recorrer de una forma lógica tanto en transporte público, como a pie o con transporte particular.


Vista de Barcelona desde el Tibidabo


Una de las referencias más utilizadas por los mismos barceloneses para orientarse son los ríos Llobregat (al sur) y Besòs (al norte) y el mar Mediterráneo (al este) y la sierra de Collserola (al oeste).


Vista del río Besòs


De esta forma suele decirse que un sitio está, por ejemplo, en el lado mar o en el lado montaña, o indicar que un sitio está en dirección Besòs cuando está hacia el norte o en dirección Llobregat si está al sur.


Por si fuera poco, también tiene dos montañas, Montjuic por un lado y el Tibidabo por otra, que sirven de referencia para ubicarse geográficamente; Tibidabo al norte de la ciudad en plena Serra de Collserola y Montjuic, situada al suroeste, a solo 700 metros de La Rambla.


Montaña de Montjuic


Vista desde Collserola



¿Cuáles son las arterias principales de la ciudad?

  • La Gran Vía de las Cortes Catalanas cruza la ciudad de forma paralela a la costa

  • La Avenida Meridiana corta en dirección norte 

  • La Avenida Diagonal que, como su nombre, cruza la ciudad de forma diagonal, desde la costa hasta la zona de Pedralbes y la Zona Universitaria. 

  • La Avenida Paralelo coincide con el paralelo geográfico 41º22’30» norte.


El corazón de  Barcelona es la plaza de Catalunya, el centro por excelencia y punto de arranque hacia cualquier dirección de la ciudad. Une el casco antiguo con el moderno barrio del Ensanche o Eixample.


Plaça Catalunya


En dirección al puerto, hasta la estatua de Colón se extiende la Rambla, con 1,25 km de longitud que divide la Ciutat Vella en dos.


Pero, ¿en qué momento Barcelona adquiere esta estructura tan ordenada, peculiar y que la hace única?


En el siglo XIX Barcelona era una ciudad insalubre, desordenada y oprimida. La situación sanitaria, social y económica de su población era asfixiante puesto que la medalla que la había protegido de 7 asedios en 70 años, suponía un freno a la expansión urbana. Con el doble de población que París, pero con poca luz, poco espacio y poca ventilación.


En 1859, el arquitecto e ingeniero civil catalán Ildefonso Cerdà inicia el proyecto de ordenar gran parte de la ciudad de Barcelona en cientos de pequeños cuadros.


Plan Cerdà


La idea era crear una gran zona llamada Eixample disponiendo sus calles en ángulo recto formando cuadras o manzanas perfectamente cuadradas.

Además, con varias características muy especiales:


- Agregando chaflanes (recurso urbanístico que busca unir con una línea oblicua los lados de las manzanas en sus esquinas) a 45º para mejorar la visibilidad en los cruces. 

- El segundo y fundamental era la proporción del diseño entre la dimensión de las calles y los edificios anexos. Extensas calles para que pasaran los carruajes con toda comodidad, entrara más luz en todos los espacios y se mejorara la ventilación en toda la ciudad.

- Conseguir que los edificios no ocuparan toda la superficie, con construcciones en forma de “L” o de “U” para crear jardines interiores, jardines comunitarios y espacios verdes para proveer de oxígeno a la ciudad.


Eixample

El plan urbano se desarrolló durante casi un siglo y los intereses privados y la especulación inmobiliaria modificaron bastante el plan inicial. A pesar de eso, el plan consiguió modificar significativamente la ciudad y convertirla en una de las más modernas en cuanto a urbanismo y diseño urbano.

En conclusión, el plan Cerdà transformó radicalmente la estructura urbana de Barcelona y la convirtió en una de las ciudades más modernas de Europa en términos de urbanismo y diseño urbano. en una retícula perfecta, lo cual es inusual en las ciudades europeas.


Sin duda, es un tema de lo más interesante y os dejamos este enlace para ampliar un poco más la información.


"Viajar por España y llegar finalmente a Barcelona es como beber un vino tinto respetable y terminar con una botella de champán". -James Michener.







Compartir: